«María José Cano posee una larga trayectoria en la expresión plástica, centrada en la figuración abstracta. A ella sólo le interesa relatar sentimientos, evocaciones transformadas en sensaciones, o los estados anímicos del momento. Se deja la artista arrastrar por ellos, dejando impresas en sus piezas las vivencias sensitivas, como un relato gráfico en el cual estas ideas, imposibles expresar en el lenguaje escrito, son expuestas con un vocabulario cromático, cuando la tonalidad grave se transforma en tonos pesados, azules, rojos o de gama más oscura, y si es agudo dispone de la paleta de colores claros, verdosos, amarillos, dorados refulgentes. Es una transposición sinestésica la realizada por la pintora, consiguiendo obras que conectan con la mirada, seduciendo el subconsciente del observador, pues le hace compartir el mundo intangible liberado de la materia, donde el tiempo no existe, solo el yo y el recuerdo.»

Francisco Bautista Toledo, crítico de Arte de Diario de Almería (Grupo Joly)


En la revista de Cultura Andaluza contemporánea secretOlivo: